Con los primeros dientes, los primeros cuidados

Os dejamos este interesante vídeo del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Álava y el Colegio de Dentistas de Álava, en el que ha participado la Dra Carmen Mozas. En él podréis ver cuáles son los pasos a seguir, para iniciar el cuidado de los dientes de los más pequeños de la casa.

Cepíllate los dientes antes de ir a dormir

Cepíllate los dientes antes de ir a la cama

Este hábito es fundamental, ya que durante la noche disminuye la formación de saliva, agente que nos ayuda a limpiar la boca de bacterias.

Cuida los dientes de leche

Hay que cuidarlos dientes de leche

Los dientes de leche hay que cuidarlos igual que los dientes permanentes, pues cumplen funciones básicas en el niño, tanto funcionales como estéticas.

Qué hacer en caso de un traumatismo dental

¿Qué hacer en caso de traumatismo dental?

Ya sea golpe, una fractura o una avulsión dental, los papás deben llevar al niño al dentista rápidamente, para que éste haga una valoración del alcance del impacto.

No abusar de los dulces

Cuidado con los dulces

La causa principal de la aparición de caries es la falta de higiene, aunque el consumo de dulces es uno de los factores importantes en el desarrollo de este trastorno, sobre todo si los alimentos azucarados se toman entre las comidas y antes de irse a la cama. Si nuestro hijo toma dulces es necesario que seguidamente se cepille los dientes. Así mismo, es recomendable que los niño/as no abusen de la bollería industrial (pan bimbo, bollo de leche, donut…).

El desayuno mejor en casa

El desayuno mejor en casa

Los niños que no desayunan en casa tienen más posibilidades de padecer caries. Por una parte porque no desayunarán alimentos tan saludables, y por otra, porque, probablemente, no se cepillarán los dientes en el colegio.

Cuidado con las bebidas azucaradas

Cuidado con las bebidas azucaradas

Los zumos de frutas y las bebidas gaseosas poseen ácido, que con el tiempo desgasta el esmalte dental. Esto provoca mayor predisposición a desarrollar caries.

Cambia tu cepillo cada 3 meses

Cada 3 meses cambia tu cepillo

Sólo el 39,7% de los niños/as cambia el cepillo de dientes cada tres meses. Si no lo cambiamos con esta frecuencia, el cepillo de dientes se desgastará dejando de cumplir su función.

Visita a tu dentista regularmente

Ortodoncia diagnosticada a tiempo

Aunque el niño/a aun no tenga todos los dientes permanentes, es recomendable visitar el dentista porque en muchos casos se pueden tratar con la dentición de leche las malformaciones y de esta manera tratarlas de forma temprana y no avanzadas.

Evitar que se chupen el dedo

Evitar la succión digital

Hablamos de succión digital cuando el niño/a se chupa, succiona o se mete el dedo en la boca. Si este hábito continúa después de que los dientes permanentes salgan, se puede cambiar el patrón de crecimiento de la mandíbula, y causar desalineamiento significativo de los dientes y deformación de los huesos.