Llega el invierno y con ello muchas personas sufren sensibilidad dental

 

 

Primero hay que determinar cual es su origen y para ello siempre se recomienda acudir a tu dentista para descartar posibles patologías ajenas a los cambios de temperatura que lo puedan estar provocando.
El diente está formado por el esmalte, la dentina y el nervio. Si el esmalte esta deteriorado, la dentina queda más expuesta, lo que puede causar que incluso al respirar por la boca en días de mucho frío resulte doloroso.

RECOMENDACIONES

Algunas recomendaciones que pueden ayudarte son:
• Protege tu boca con una bufanda o ropa de abrigo de manera que esté protegida del frio.
• Procura tomar bebidas que no estén excesivamente calientes.
• Hay ciertos dentífricos que están indicados para la hipersensibilidad dentinaria y ayudan a sobrellevar los cambios de temperatura.
• Evita los alimentos y bebidas ácidos.
• Visita a tu dentista, el te pautará el tratamiento adecuado a tu sensibilidad.
Recuerda que el dolor dental puede deberse a causas diferentes a la sensibilidad. Por ello si el dolor es persistente o agudo busca consejo profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario